LaNota.com
 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

  

 

RANKING DIGITAL DE MERCADOS DE COLOMBIA

 

110 SECTORES CON SUS EMPRESAS LÍDERES

 

(HACER CLICK AQUÍ)

  

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

PROYECCIONES ECONÓMICAS 2021-2025 DE COLOMBIA

 

VERSIÓN AGOSTO 2021

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

MAPA EMPRESARIAL DE COLOMBIA

 

INFORMACIÓN FINANCIERA Y MOVIDAS EMPRESARIALES DE 105 SECTORES Y 7.636 EMPRESAS

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

PANAMERICANSPORT 

LO TOP EN INFRAESTRUCTURA DEPORTIVA, RECREATIVA Y COMERCIAL

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

 

 Jorge Ospina Sardi
 
Los resultados electorales de la elecciones parlamentarias del 4 de marzo de 2018 constituyen un triunfo del nacionalismo y de la derecha.
 
No hay que ponerle mucho misterio a lo que sucedió con estas elecciones. Las tendencias políticas que se han observado recientemente en otras elecciones europeas se manifestaron triunfantes, ¡y de qué manera!

El movimiento Cinco Estrellas fue la agrupación política mas votada: 32.2% del total de votos, lo que representó un incremento de 6,6% frente a lo que había logrado en la votación anterior. Dirigido por Luigi di Maio (edad: 32 años) es un movimiento anti unión europea y anti inmigración. Dominó especialmente en el centro y sur de Italia.

El Partido Democrático fue desplazado al segundo lugar: 18,9% del total de votos, lo que representó una caída de 6.5% frente a la votación anterior. Dirigido por Matteo Renzi (43 años) está compuesto por una amalgama de fuerzas de centro izquierda. Ha gobernado a Italia en estos últimos años.

La Liga del Norte ascendió al tercer lugar: 17,8% del total de votos, lo que representó un aumento de 13,6% frente a la votación anterior. Dirigido por Matteo Salvini (45 años), pasó a ser la primera fuerza de la coalición de Centro Derecha. Este partido se impuso ampliamente en el norte de Italia y ha empezado a extenderse hacia el centro. Es muy anti inmigración y caracterizado por posturas duras frente a la Unión Europea (anti moneda euro).

Al cuarto lugar descendió Forza Italia: 13,9% del total de votos, lo que representó una caída de 7,7% frente a la votación anterior. Dirigido por Silvio Berlusconi (81 años), perdió su liderazgo en la coalición de centro derecha.

Puede ser que la ingobernabilidad de Italia sea lo que la hace gobernable. Fiel a lo que se ha vuelto una tradición, ninguna alianza o partido logró los suficientes votos para alcanzar el 40%, que es el umbral de la votación después del cual se puede ser gobierno.

La votación de la coalición de centro derecha  (Liga del Norte, Forza Italia y Hermanos de Italia) sumó 37%, quedando así por debajo del umbral del 40%. A su vez Cinco Estrellas se constituyó en la primera fuerza política del país, pero su votación es menor a la de la coalición de centro derecha y hasta ahora ha rechazado hacer parte de alianzas. Por su lado, la coalición de centro izquierda quedó reducida a una mínima expresión. Como sea, lo cierto es que con las alianzas actuales no hay forma de armar gobierno.

La gran perdedora de estas elecciones fue la centro izquierda, al igual a lo sucedido en contiendas electorales recientes en otros países europeos (Alemania, Francia, Holanda, Austria y países de Europa Oriental). Los partidos socialistas o social demócratas se encuentran en una crisis que tiene visos de ser terminal. Estos partidos, que dominaron la escena política hasta hace dos o tres años, son los grandes damnificados de la ola nacionalista de derecha que está triunfante.

La otra gran perdedora fue la Unión Europea. Tanto Cinco Estrellas como La liga del Norte y Hermanos de Italia (casi 55% de la votación) propugnan por una independencia de los dictámenes de Bruselas. Resienten las sobre regulaciones y las decisiones de forzoso cumplimiento diseñadas por la intrusiva burocracia que administra a la Unión Europea.

Una burocracia de una relativa avanzada edad, de mentalidad de centro izquierda, que gusta del intervencionismo estatal en muchas de sus formas y expresiones. Una burocracia que no es elegida y que actúa como si fuera la dueña y señora de decisiones claves de la política de los países. Su lejanía del corazón de la gente está probando ser su talón de Aquiles.