LaNota.com
 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

  

 

RANKING DIGITAL DE MERCADOS DE COLOMBIA

 

110 SECTORES CON SUS EMPRESAS LÍDERES

 

(HACER CLICK AQUÍ)

  

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

PROYECCIONES ECONÓMICAS 2021-2025 DE COLOMBIA

 

VERSIÓN 15 DE FEBRERO 2021

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

MAPA EMPRESARIAL DE COLOMBIA

 

INFORMACIÓN FINANCIERA Y MOVIDAS EMPRESARIALES DE 105 SECTORES Y 7.636 EMPRESAS

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

PANAMERICANSPORT 

LO TOP EN INFRAESTRUCTURA DEPORTIVA, RECREATIVA Y COMERCIAL

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

 

Desde tiempos inmemorables los seres humanos han sido víctimas de epidemias y pandemias. Todavía no se sabe del todo sobre la gravedad de la actual epidemia del coronavirus (COVID-19) originada en China.

 

Según la AFP, en el Siglo XX hubo tres pandemias de gripe A. La llamada “gripe española” entre 1918 y 1919 causó 40 millones de muertos. De 1958-1959 la “gripe asiática” ocasionó la muerte a cuatro millones de personas. Y la gripe de Hong Kong de 1957-1958 tuvo un saldo de dos millones de muertos. 

 

En el actual siglo, la epidemia del síndrome respiratorio severo (SARS), cuyo origen fue en China, afectó a ocho mil personas y produjo 800 muertes. Y el virus de la gripe aviar mató a partir de 2003 a mas de 250 personas, principalmente en el sudeste asiático.

 

No es una exageración decir que la gripe ha sido una compañera fiel de los seres humanos. No sufrir de gripe durante varios meses constituye un motivo de orgullo y reconocimiento. Pero muchos la padecen con cierta regularidad, entre otras razones porque es una enfermedad sumamente contagiosa. 

 

El hecho cierto es que cada año mueren en el planeta entre 250 mil y 500 mil personas por problemas de salud ocasionados por brotes de gripe. Las personas de edad son muy vulnerables por el riesgo de su transformación en males peores como la neumonía.  

 

En lo que respecta al coronavirus se está en un punto en el que no se sabe si el fenómeno se saldrá de control, o si finalmente solo tendrá un impacto restringido en algunos lugares del planeta. Por ahora parece que las bolsas de valores le están apostando a la idea de que ese impacto va a ser peor de lo que se anticipaba inicialmente. 

 

Quienes andan con el cuento de que el fin del mundo está cerca, han encontrado una nueva razón para validar su pesimismo. Otros se están lucrando con el sensacionalismo a que se presta el tema. Pero lo cierto es que, así como esta epidemia se puede convertir en pandemia, así también puede llegar a ser apenas una pequeña nota de pie de página en la larga y cruenta historia de los problemas de salud que han afectado a la humanidad.

 

Se sabe que en poco mas de un año habrá vacuna, que se están probando con algún éxito medicamentos existentes que alivian los efectos perniciosos del virus, y que hay indicios, todavía preliminares, que en China se ha progresado en la contención del contagio. De que allá es decreciente el número diario de los contagiados. 

 

Muy pronto se sabrá si en Estados Unidos y América Latina se podrá evitar su propagación: si esto se logra se habrá ganado una batalla importante. 

 

También muy pronto se sabrá si Europa controlará un contagio que actualmente amenaza con extenderse. Quizás es en el continente europeo donde se librará la batalla final contra la amenaza del coronavirus. 

 

Si los mercados han sobrevalorado la intensidad del peligro, como podría ser el caso dadas las acentuadas caídas recientes en los precios de las acciones y de algunos productos básicos como el petróleo (y que van mas allá de una corrección bursátil normal), habrá con seguridad una reversión positiva de interesante magnitud en las tendencias de los indices.

 

¿Moneda al aire? Si en las Américas el coronavirus se mantiene bajo control, si en Europa finalmente lo logran restringir, y si en China se consolida un panorama positivo de contención al contagio, entonces se impondrá la tesis optimista mas temprano que tarde. 

 

Si prevalecen las premisas en las que se apoya este escenario –que para nosotros es por ahora el mas probable– el coronavirus terminaría siendo un fenómeno relativamente pasajero y no tan traumático como actualmente muchos prevén.